Gestión del tiempo I: Concretando objetivos

Una de las quejas más frecuentes de las personas que acuden a consulta, es la sensación de falta de tiempo, o de no aprovechar el tiempo del que disponen de la manera que les gustaría. Por eso hemos pensado publicar varios post al respecto.

Y “¿qué es una pérdida de tiempo?”, la verdad es que sólo uno mismo puede determinarlo, cualquier cosa puede ser una pérdida de tiempo. Perder el tiempo significa, simplemente, hacer algo que es menos importante que otra cosa que se pudiera hacer en su lugar, lo que para uno es pérdida de tiempo, para otro puede ser un rato espléndidamente aprovechado. Hacer un trabajo poco útil puede ser una pérdida de tiempo. Realizar una tarea distinta de la que nos han solicitado por malentender las instrucciones debida a las prisas, posiblemente es el modo más frecuente de perder el tiempo. Y echarse una siesta puede ser muy provechoso si el objetivo es descansar o recuperarse para una actividad posterior.

“¿Me podría decir cuál es el camino que debo seguir?” Pregunta Alicia

“Eso depende de dónde quieras ir” Contesta el Gato

“Es que no sé donde quiero ir”

“Entonces da igual el camino que cojas”

Lewis Carrol “Alicia en el País de las Maravillas”

Parece ser que una de las razones más frecuentes de la sensación de pérdida de tiempo, es la carencia de objetivos definidos, no saber a dónde nos dirigimos, al igual que le ocurre a Alicia. Es necesario decidir a dónde queremos llegar antes de pensar en cuánto tiempo nos va a llevar, así que pongamos a funcionar la brújula antes que el reloj.

¿Cómo deben ser los objetivos? SMART (inteligente en inglés) y además son las siglas de las características de los objetivos ideales:

Específicos: la ambigüedad no sirve para establecer buenas metas, es importante el porqué se desea cumplir ese objetivo, dónde se llevará a cabo y cuáles son los elementos requeridos

Quiero hacer más deporte (no SMART)

Todos los lunes y miércoles a las 16.00 iré 45 minutos al gimnasio (SMART)

Medibles: lo que no se mide no se mejora, por tanto establecer un indicador de éxito en nuestros objetivos permitirá saber lo cerca que estamos del resultado final. ¿Cómo sabrás que has alcanzado tus metas?

Ahorrar en la compra mensual (No SMART)

Si el gasto el pasado mes fue de 400 € el objetivo sería gastar 350 € (SMART)

Alcanzable: realista, identificar qué tipo de recursos o habilidades necesitamos para cumplirlas

Mi objetivo es pasar más tiempo con mis hijos y para ello les dedicaré dos horas diarias (No SMART).

Siendo realista, puedo comenzar reservando 30 minutos al día para jugar con ellos (SMART).

Relevante: que esté relacionado con una visión ya sea de vida o negocio

Puedo comenzar a tomar clases de flamenco por las tardes (No SMART si no te acerca a tu visión).

Los viernes por la tarde puedo volver a estudiar para obtener el posgrado que necesito para conseguir un ascenso (SMART).

Temporalizable: establecer un límite temporal en tareas o proyectos, de inicio, de consecución.

Necesito aprobar las oposiciones este año ( No SMART).

Seis meses antes de la ficha del examen, aumentaré una hora al día el tiempo de estudio y a los tres meses haré un examen a modo de simulacro de la oposición para ver si mi estrategia de estudio está funcionando (SMART)

Esperamos que os resulte útil.