DÍA DEL LIBRO: FOMENTANDO LA LECTURA EN NUESTROS NIÑOS

Nos adelantamos un poquito al día del libro publicando este post, esta semana intentaremos dar algunas ideas que os ayuden a sembrar la semilla del placer por la lectura en los niños.

Independientemente de las ventajas académicas que obtienen los niños lectores, que suele ser el factor en el que con más frecuencia nos centramos, hoy nos gustaría hacer hincapié en otro tipo de beneficios que aporta la lectura, principalmente vinculados al desarrollo personal y la inteligencia emocional: aprender a pensar por sí mismos, generar un pensamiento crítico, mejora de la comprensión y expresión en la comunicación de ideas y emociones, potenciar la imaginación, la creatividad y entender que es posible dedicar tiempo de disfrute a estar tranquilos y concentrados, hábito que posteriormente pueden generalizar a otros ámbitos.

Los lectores no nacen, se hacen con ayuda del entorno, en el que el papel principal pertenece a la familia, a través de sus propios hábitos y juegos, estimulando y reforzando la dedicación, el esfuerzo que inicialmente implica la lectura frente a otras formas de ocio. En esta línea, os proponemos las siguientes sugerencias:

  • Crear la rutina desde bebés, leer y contar cuentos, recitar poesías, rimas, aunque no entiendan el contenido, sí captan las distintas tonalidades en la voz, su musicalidad y así, desde bien pequeños aprenden que es compatible conseguir la atención de los adultos y realizar actividades placenteras en momentos de tranquilidad, estando calmados.
  • Dar ejemplo, que habitualmente puedan “pillarnos” leyendo un libro, el periódico… y disfrutando con ello.
  • No sólo la temática debe ser apropiada para la edad, también las ilustraciones, el tipo de texto y el formato, especialmente en el caso de los libros para los más pequeños, de manera que puedan manipularlos sin riesgos y sin preocuparse de que se puedan romper.
  • Facilitar lecturas atractivas y motivadoras, en este sentido, los libros ilustrados y los comics son grandes aliados y no sólo durante sus primeros años como lectores.
  • Realizar lecturas compartidas, que el niño lea una página o capítulo y nosotros el siguiente, permitir interrupciones para que pregunte dudas o haga comentarios, incluso aprovechar esas ocasiones para iniciar conversaciones sobre algún tema que le interese o preocupe.
  • Podemos iniciar nosotros la lectura y cuando ya estén introducidos en la historia, conozcan personajes, que la finalicen ellos.
  • Hacer de la biblioteca familiar un lugar cercano y accesible.
  • Visitar juntos librerías y bibliotecas de manera habitual, que puedan escoger los temas que les interesen, sin forzarles a un título o autor en concreto y tampoco tiene nada de malo leer varias veces el mismo libro.
  • Debemos hacerles ver la lectura como un premio, no como un castigo ni una obligación, por ello no es adecuado insistir en que lea cuando está cansado o pedirle que deje de hacer algo que le gusta porque tiene que leer.
  • Cuando ya son mayores, compartir el espacio de lectura, mostrar interés por sus gustos, animarle a que os lea sus historias favoritas, incentivar el intercambio de libros, incluso con vosotros.

A modo de juegos:

  • Facilitar que pidan a los adultos que les cuenten historias, reales e inventadas.
  • Construir una historia entre todos, por turnos, para que los niños puedan añadir personajes y escenas de su invención, que al mismo tiempo deban encajar con las partes que los demás han inventado.
  • Darle una serie de palabras y crear cuentos a partir de ellas.
  • Recortar una historia con caricaturas figura por figura, dejar que el niño las ordene y cuente la aventura que ha creado.
  • Incentivar a que narre un cuento con sus propias palabras.
  • Animarles a que averigüen de qué trata la historia a partir del título.
  • Pedirles que terminen la historia de otra manera.
  • Ayudarles a que describan qué sienten los distintos personajes.
  • Mientras aprenden el abecedario, hacer una lista con las letras que van conociendo y que recorran la casa buscando objetos que empiecen con ellas.
  • En el caso de adolescentes, es útil hacer lecturas familiares de los periódicos y posteriormente que cada uno comente la noticia que más le ha llamado la atención.

Os animamos a que pongáis en práctica alguna de estas ideas y al hacerlo recordad, es importante que los niños lean, pero aún más importante es que quieran leer.

http://www.freepik.es/vector-gratis/fondo-de-monton-de-libros-con-nino-y-mascota-leyendo_1077726.htm’>Designed by Freepik