COMUNICACIÓN EFICAZ EN LA PAREJA

La comunicación está en la base de toda relación humana e implica transmitir ideas, sentimientos, deseos, necesidades… el modo en que se haga será clave en el éxito o fracaso de una relación. Esto es especialmente relevante cuando nos referimos al ámbito de la pareja, puesto que una mala comunicación suele ser la raíz de gran parte de las rupturas y desde luego una de las principales dificultades por las que se acude a consulta.

Para empezar, hay una serie de aspectos básicos a tener en cuenta a la hora de comunicarse:

-Empatía: ponerse en el lugar de los demás, escuchar entendiendo la posición de la otra persona, aunque no se comparta.

-Asertividad: expresar nuestras propias opiniones, emociones y deseos, con educación y respetando los derechos del otro.

-Respeto: aceptar a la otra persona tal cual es, entender su derecho a tener sus propias ideas y tomar sus propias decisiones.

Partiendo de esta base, os proponemos algunas claves a tener en cuenta para la comunicación dentro de la pareja:

-Objetivos claros: que los dos conozcan el propósito de la conversación, que puede ser simplemente pasar un rato agradable, saber qué tal le ha ido el día, o decidir qué vamos a hacer el fin de semana…

-Momento adecuado: si hay un tema relevante que se quiera tratar no dejar que pasen muchos días para abordarlo, y a la hora de hacerlo disponer del tiempo suficiente en un entorno tranquilo y a solas.

-Clima emocional adecuado: para poder llegar a acuerdos y encontrar soluciones, es importante partir de una cierta calma y estabilidad emocional.

-Cortar conversaciones: si nos damos cuenta que no solo no se encuentran soluciones, sino que se están creando más problemas, ser capaz de aplazar la conversación a otro momento en el que tengamos una mejor actitud.

-No dar por hecho: no pretender que los demás nos entiendan, o sepan lo que sentimos si no lo hemos expresado claramente, ni interpretar lo que otros quieren decirnos, ante la duda pedir aclaraciones.

-Hablar en concreto, procurando no echar en cara el pasado, mezclando temas o hablando en general.

-Escúchate a ti mismo: en algunos momentos de la conversación, párate a escuchar qué estás diciendo, cómo lo estás diciendo y si es la manera más adecuada de transmitir lo que quieres.

-Presta atención a lo que te dicen: muchas veces estamos más pendientes de lo que vamos a decir a continuación que de lo que nos están contando.

-Comunicación no verbal adecuada: es importante cuando queremos tratar un tema relevante, hacerlo en persona, para no perdernos el alto porcentaje de información que recibimos a través del lenguaje no verbal. En este sentido, debemos cuidar los gestos y el tono que utilizamos al igual que las palabras.

-Estar abierto a las opiniones: tener en cuenta que tener una opinión distinta no quiere decir que  la otra persona no te quiera, no le intereses o no te respete.

-Acercar posturas: cuando se parte de puntos de vista distintos, no centrarse en ganar, sino encontrar soluciones, aproximar posiciones.

-Sustituir los reproches por deseos, “nunca pasamos tiempo juntos” por “me gustaría que pasáramos más tiempo juntos”.

-Respetar los turnos sin interrumpir.

-No descalificar los sentimientos del otro ni ridiculizar sus argumentos utilizando la burla o el sarcasmo y aunque pueda sonar evidente evitar todo tipo de insultos, faltas de respeto y amenazas, es preferible posponer la conversación antes de llegar a ese punto.

-Permanecer en el lugar de la conversación: a no ser que ambos la hayan dado por finalizada o hayan llegado al acuerdo de posponerla a otro momento.

La comunicación es fundamental en toda pareja, no sólo para tratar temas delicados y tomar decisiones, sino también para poder disfrutar de momentos agradables en compañía el uno del otro.

http://www.freepik.es/vector-gratis/ellos-estan-hablando_939588.htm”>Diseñado por Freepik